Piensa en tu pequeño mundo ¿Qué puedes hacer por él?

El V Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer convocado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y cogestionado por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, otorga quince premios a centros docentes que desarrollen acciones, experiencias educativas, proyectos o propuestas pedagógicas destinados a sensibilizar, concienciar, desarrollar el espíritu crítico y fomentar la participación activa del alumnado en la consecución de una ciudadanía global, solidaria, comprometida con la erradicación de la pobreza y sus causas y el desarrollo humano y sostenible.
El CEIP Santa Marina de Magán, de Magán (Toledo), fue uno de los centros ganadores de esta edición.
El proyecto “Piensa en tu pequeño mundo ¿Qué puedes hacer por él?” nace de la necesidad de que las aulas sean un espacio de sensibilización con la realidad que nos rodea, desde lo global hasta lo local.
La educación para el desarrollo se trabaja desde la reflexión, a través de actividades que supongan vivencias y, desarrollando acciones concretas en el aula que lleven a los alumnos y alumnas a conocer la situación real de pobreza actual, el conocimiento de claves sencillas de desarrollo sostenible y, también, guiándolos desde las primeras edades a estar implicados en hábitos coherentes que lleven a crear una ciudadanía activa, implicada y consciente de los cambios que debemos realizar en nuestro modelo actual de desarrollo.
En el centro, han trabajado en conjunto múltiples iniciativas. Desde el huerto, la sostenibilidad, actividades de concienciación con el planeta, el análisis de las diferencias norte-sur, la defensa del medio ambiente, así como la construcción de la casa biosostenible, en la que trabajaron la búsqueda de pequeñas cosas que se pueden hacer hoy y aquí para ser más coherentes con el planeta y buscar una forma de vida sostenible.
Otro de los trabajos planteados el pasado curso fue la realización de un cortometraje que está basado en la concienciación sobre el medio que nos rodea, el consumismo, la soberanía alimentaria y la invasión y depredación de la agricultura tradicional por los precios del mercado. Desde este análisis, pensaron una historia, desarrollada por alumnos y alumnas de primerio de primaria que, posteriormente, como un audiovisual, se fue guionizando y gestando todo el proceso. El resultado final es este cortometraje de título “Pan con sabor a Kétchup