Encuentro de profesionales “La edición y el futuro de la educación. Libros y materiales digitales”

El pasado día 27 de febrero se celebró, en la Residencia de estudiantes, el Encuentro de profesionales “La edición y el futuro de la educación. Libros y materiales digitales, bajo la dirección de José Antonio Millán. Editores, representantes de la Administración y expertos en educación se congregaron para exponer las nuevas tendencias en ediciones educativas y debatir sobre cómo será la educación del siglo XXI.

MesaEl primer punto en común entre los ponentes y los asistentes fue el cambio de rol del estudiante, que ha pasado de ser receptor a ser usuario y productor de contenidos. Ell segundo fue el cambio del espacio infocomunicativo desde la posesión exclusiva del conocimiento por parte del profesor y el libro de texto hasta la variedad de fuentes de información actuales. A partir de este marco se presentaron distintas iniciativas diseñadas por entidades tanto privadas como públicas. Asimismo, se expuso la necesidad de transformación de la escuela, que debe dar respuesta a las competencias necesarias para desenvolverse en el siglo XXI. Y, finalmente, se planteó el dilema del espacio físico y virtual en el que se lleva a cabo la acción educativa.

Augusto Ibáñez, director editorial corporativo de SM, abrió el turno de ponencias con una aclaratoria introducción del mundo editorial en la era digital de la educación y explicó los retos que se plantean para el futuro. Para ello, centró su intervención en la idea de la escuela como transmisora de conocimiento y en la importancia de la tecnología como catalizadora de esa transformación. Destacó que el gran desafío es gestionar la diversidad, personalizando la enseñanza y atendiendo a las acciones conjuntas que se desarrollan en el: aula como espacio de mediaciones, actividad educativa de los profesores y actividad de aprendizaje de los alumnos. De ahí que el papel de las editoriales sea trabajar con la comunidad educativa para especializarse en la dinamización de los procesos del aprendiz.

SaviaAna Román Riechmann, directora del Instituto de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, presentó el proyecto de catálogo de recursos educativos digitales Punto Neutro, desarrollado dentro del marco del Plan de Cultura Digital en la escuela. Entre los elementos que pueden garantizar el éxito de este proyecto se señalaron la economía a escala, la neutralidad tecnológica, la inclusividad, la interoperabilidad, la transparencia de uso de todos los agentes implicados, el apoyo a la industria editorial, la promoción de contenidos de calidad en la comunidad educativa y la transición ordenada hacia un nuevo modelo de educación digital.

Punto NeutroJosé Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, explicó la plataforma creada por ANELE, en cuyo pilotaje participan varias CC.AA. y donde se encuentra el catálogo de contenidos educativos digitales de las editoriales asociadas.

Ferran Ruiz i Tarragó, experto en educación y tecnologías digitales, dio un giro al encuentro planteando la complejidad del sistema educativo para adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad. Los recursos y materiales educativos son el reflejo del sistema, de tal manera que, si la institución educativa cambia, los recursos y materiales también cambiarán, pero, si, por el contrario, no se modifica, estos seguirán en la misma línea. A lo largo de su disertación, abordó tres cuestiones relevantes en torno a esta cuestión: imaginarios educativos, el concepto de institución escolar y los recursos para una pedagogía en transición. Ferran Ruiz i Tarragó habló de los diálogos de la escolarización (profesor con los alumnos, los alumnos entre sí y el alumno consigo mismo), de los espacios físicos de las escuelas, de los currículos, que se orientan hacia una concepción gestionaría de la pedagogía y del concepto de burocracia profesional.

CONCIENCIA_MORALEn los coloquios posteriores, se planteó la dicotomía desde el “uso limitado de la tecnología” hasta el “uso intensivo de la tecnología” y, desde una “escuela jerárquica” hasta una “escuela participativa y abierta”. Se tomaron como referentes los modelos educativos del siglo XIX, en los que la educación era transmisiva de contenidos, hasta el nuevo imaginario del siglo XXI, en el que el alumno aprende a partir de lo que sabe, mediante proyectos e investigaciones que generan la interacción, la creatividad, el aprendizaje personalizado, la elaboración de productos y el análisis crítico.

En resumen, un Encuentro que aborda el futuro de la educación a través de nuevas vías de trabajo, nuevos escenarios de evolución, y una nueva concepción del libro de texto como herramienta que propulsa el desarrollo de las competencias necesarias en el estudiante para desenvolverse con autonomía, usar con destreza herramientas interactivas e interactuar con los demás.

Se puede disfrutar de todo el desarrollo del Encuentro, haciendo clic aquí.