Día de la Biblioteca 2016

El 24 de octubre se celebra el Día de la Biblioteca en España desde 1997, por iniciativa de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil que promueve esta celebración en recuerdo del incendio de la Biblioteca de Sarajevo durante el conflicto de los Balcanes en 1992. A raíz de estos hechos, el término “memoricidio” fue acuñado por el médico e historiador croata Mirko D. Grmek para definir la destrucción de la memoria y el tesoro cultural del enemigo.

En este día se pretende concienciar a la sociedad de la importancia de la lectura y de las bibliotecas y de su mantenimiento como receptáculo de sabiduría y de información. Todos tenemos derecho al acceso a la información y es en estos lugares donde se ha preservado, conservado y recogido durante siglos todo ese acervo cultural tan específico de cada pueblo, región o nación. Además, se rinde homenaje a todos los bibliotecarios y bibliotecarias que realizan y realizaron su importante labor en bibliotecas públicas, privadas, universitarias, especializadas, escolares, nacionales, itinerantes, de antaño y de ahora.

Si recordamos la etimología de la palabra “biblioteca”, que deriva de la forma prefijada griega “bíblion” (libro) y “thékē” (caja o lugar donde se guardaban libros), viajaremos en el tiempo hacia la historia y evolución de las bibliotecas. En este retorno al pasado, es preciso señalar que, por desgracia, muchas fueron destruidas por el fanatismo ideológico o religioso o por enfrentamientos bélicos.

La evolución de la biblioteca desde su nacimiento está estrechamente relacionada con los cambios experimentados por la escritura y sus soportes. La finalidad de la biblioteca siempre fue la de preservar y difundir la cultura, la información que quedó y quedará registrada gracias a la escritura. Desde que esta nace, se plasmará a lo largo de los siglos en distintos soportes, desde las tablillas de barro y de cera, el papiro egipcio, el pergamino de los códices, el papel y la invención de la imprenta que diversifica y amplía la edición y publicación de libros, hasta el libro electrónico. Así, la escritura ha hecho posible que generación tras generación se haya podido leer lo que quedó recogido desde el pasado hasta nuestros días. Es evidente que el sentido de las bibliotecas ha sufrido cambios con el paso del tiempo y con los avances tecnológicos, que han convertido el acceso a la información en un derecho.

Estudios medievales

Manuscrito del siglo X. Colección Bergendal

En la Antigüedad, las bibliotecas eran concebidas como archivo de documentos religiosos, políticos, económicos y administrativos y estaban a cargo de escribas y clérigos. Como ejemplo de lo anterior, las bibliotecas de Mesopotamia y de Egipto (este último con las Casas de libros y las Casas de la vida) y sus soportes, las tablillas de barro y el papiro, respectivamente. En Grecia, las bibliotecas se desvinculan del templo y se crean con el objetivo de reunir todo el conocimiento social de su tiempo y ponerlo a disposición de los eruditos. Su soporte era el papiro y sus emblemáticas bibliotecas fueron la de Alejandría (considerada la más grande del mundo en su tiempo) y la de Pérgamo. En Roma se funda la primera biblioteca pública donde se conservaron tablillas, pergaminos y papiros. Las bibliotecas romanas más representativas fueron la Octaviana y la Palatina.

Las invasiones germánicas en la Edad Media provocan un retroceso en la cultura y las bibliotecas sobreviven en monasterios como el de San Millán de la Cogolla o el de Santo Domingo de Silos. Allí los copistas medievales conservaron los textos y gracias a ellos y a instituciones como la Escuela de Traductores de Toledo, y a algunos reyes que fomentaron el saber como Alfonso X el Sabio o el rey húngaro, Matías Corvino, hemos podido conocer la riqueza cultural de siglos y de distintas civilizaciones y lenguas.

Universidad de Salamanca
Biblioteca antigua de la Universidad de Salamanca

En la Baja Edad Media se crean las universidades y sus bibliotecas. La primera biblioteca universitaria nace en 1254 en la universidad de Salamanca, fundada en 1215 por  Alfonso X el Sabio.

Desde que la Revolución francesa y americana en la Edad Contemporánea expandieran por Europa nuevos principios democráticos y la voluntad de hacer que la cultura y la educación estuviesen al alcance de todos, la biblioteca pasaría de un ámbito privado y selecto al que solo podían acceder el clero, la monarquía, la nobleza y la burguesía (bibliotecas de monasterios, reales y catedralicias, por ejemplo), al ámbito público.

Desde el siglo XX las bibliotecas se conciben como lugares de investigación y documentación y como sitios de carácter público con misión educativa, fijos en un espacio físico, itinerante (biblioburros, bibliobuses, biblioplayas, etc.) o virtual.Además, teniendo en cuenta el perfil de sus usuarios se han desarrollado bibliotecas públicas, bibliotecas especializadas, bebetecas, audiotecas, videotecas, bibliotecas braille…

ebook2001Desde que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la lectura se unieran en armonía, las bibliotecas virtuales han ido surgiendo y coexistiendo con las bibliotecas “tradicionales”. Y estas últimas han incorporado las TIC para ofrecer a sus usuarios el acceso a sus fondos. La primera biblioteca del mundo sin libros se inauguró en 2013, en Texas (Estados Unidos) y fue llamada “BiblioTech”. En ella, se ponían a disposición de los usuarios más de 100 libros electrónicos para prestar y docenas de pantallas donde buscar información, leer y estudiar. Además, desde sus casas podían acceder telemáticamente a unos 10.000 libros digitales.“Wattpad” es una biblioteca virtual mundial y de carácter gratuito que ofrece a los lectores lugares con miles de libros y permite compartir nuevas historias con otras personas, ya que sus usuarios pueden publicar artículos, relatos, poemas, etc., en línea o través de la propia “app”.

illustration

Imagen cortesía de la página web Bookmooch

La lectura en papel se apoya en las nuevas tecnologías para que los lectores que prefieren este formato, encuentren respuesta a su demanda con iniciativas como “BookMooch”, la librería-biblioteca gratuita más grande del mundo. Es un sitio web a través del cual se intercambian libros usados. Permite regalar libros que ya no se necesitan a cambio de otros que se pueden conservar para siempre o volver a regalar. Por medio de un sistema de puntos permite, además del trueque de libros, donarlos a organizaciones solidarias (hospitales infantiles, fondos para bibliotecas, la organización “African literacy”, etc.).

Otra biblioteca digital es el sitio web ebiblioteca.org, que no contiene archivos, solamente fichas con reseñas, biografías y portadas que difunden el conocimiento de las obras de forma gratuita. Los usuarios dejan sus opiniones sobre las mismas y eventualmente incluyen enlaces a sitios donde guardan sus copias.

En la actualidad, entre las bibliotecas innovadoras, destaca Ideas Box, que es el proyecto de Bibliotecas sin Fronteras, creado en 2007 y que fue desarrollado en 2010, a petición de las autoridades de Haití. Está pensado para que las personas que pasan un tiempo medio de 17 años en los campos de refugiados puedan seguir su desarrollo intelectual. Consistía en un kit que en 20 minutos convierte unos pocos contenedores metálicos en un aula, un taller multimedia, una biblioteca con 250 libros en papel y 50 electrónicos. Sin embargo, la iniciativa más radical para cambiar el concepto de biblioteca es “Human Library”, que nace en 2010 en Copenhague y en la que los libros son personas. Sus títulos son entre otros, Bipolar, Musulmán, Alcohólico, Autista o Desempleado y cuando estas personas son pedidas en préstamo se inicia una conversación. Así, se produce un intercambio de ideas y paradójicamente, se funde la tradición de la narración oral con la innovación más extrema.

Las bibliotecas ya no son concebidas simplemente como espacios para almacenar libros ya que son el corazón del conocimiento en sus diversas formas (libros, revistas, fotografías, arte, vídeos, material multimedia, libros electrónicos, colecciones digitales y en línea, etc.). Son el repositorio de la información y de la cultura al alcance de un clic.

Enlaces interesantes en relación con este Día:

Biblioteca Digital Mundial

Biblioteca Digital Hispánica

Enlaces relacionados con el blog CNIIE:

Los video-libros, una nueva forma de leer.

El encuentro activo con la lectura a través de los dispositivos electrónicos.

La puerta de entrada a la cultura digital se llama Hispana