El uso de los audiolibros en el aula de idiomas

La comprensión oral es una destreza de fundamental importancia en el aprendizaje de una lengua extranjera y como tal debe recibir una importancia primordial en el aula. Hoy en día y gracias a las nuevas tecnologías, los recursos para practicar esta destreza son ilimitados, destacando, por ejemplo, el de los audiolibros por su contrastada efectividad.

Estos archivos sonoros capaces de condensar el contenido total o parcial de un libro, cuento, relato corto, etc. narrado en voz alta se pueden descargar desde internet o escuchar en la misma página web de forma gratuita, siempre y cuando el material esté libre de derechos de autor. Esta fácil accesibilidad, unida a la portabilidad hace de los audiolibros una herramienta imprescindible a la vez que enriquecedora en el aula de idiomas para la práctica de las destrezas auditivas.

3276675958_c24ef579ec_bSu propósito es por tanto triple ya que el escuchar audiolibros en el aula de idiomas, contribuye a exponer al alumnado a diferentes acentos, pronunciación, vocabulario, registros lingüísticos, a la vez que fomenta un acercamiento hacia la literatura y cultura del país/es cuyo idioma es objeto de estudio. Su formato transportable hace que sea asimismo un recurso de autoaprendizaje óptimo ya que la posibilidad que ofrece de ser utilizado donde y cuando queramos aun cuando se esté realizando otra actividad, favorece la motivación así como la autonomía de los alumnos en su propio proceso de aprendizaje. En tercer lugar el audiolibro atiende a la diversidad, sirviendo como una potente herramienta de inclusión ya que alumnos con diferentes tipos de discapacidad sensorial o dificultades de aprendizaje encuentran en este medio una forma motivadora e
interesante de acercarse a la lectura.

A la hora de utilizar el audiolibro en el aula de idiomas y de cara a asegurar su éxito es recomendable tener preparado el texto del libro, cuento, relato corto o fragmento que se va a utilizar. Al tener el doble input de audio y texto, el alumnado adquiere un nivel de comprensión más alto, lo que asegurar un mejor aprendizaje. Partiendo de esta premisa, se plantean estas sugerencias de utilización de esta potente herramienta en el aula, adaptables  a todos los niveles y etapas educativas:

  • Utilizar un fragmento de un libro, cuento, relato corto, etc. para enseñar vocabulario o practicar estructuras gramaticales. En torno a estos objetivos se pueden diseñar interesantes actividades que pueden, por ejemplo, partir de asignar a algunos alumnos ciertas estructuras gramaticales y cada vez que estas se escuchan en el fragmento estos alumnos se tienen que levantar, agachar, etc.
  • Utilizar un fragmento de un texto ya trabajado en el aula previamente para que los alumnos analicen como el tono del narrador y el ritmo de la narración pueden afectar su interpretación global del pasaje, la de los personajes, etc.
  • Elegir el comienzo de un libro, cuento, relato corto, etc y escucharlo el número de veces que se considere necesarios. A partir de aquí, plantear por grupos que continúen con la historia basándose en la información que han recibido.
  • Designar a los alumnos la narración de pasajes de un libro, cuento,etc. trabajado en el aula y su grabación. Dichos fragmentos serán escuchados en el aula donde se analizará si esas grabaciones reflejan o no de manera coherente el contenido del fragmento.

Existen disponibles para todo aquel interesado en adentrarse en el mundo de los audiolibros aplicados al ámbito del aula de idiomas, numerosas páginas web que ofrecen gratuitamente libros de todo tipo y en diferentes idiomas como: loyalbooks.com , Albalearning, LibriVox, y Openculture .

“When you talk, you are only repeating what you already know.
But if you listen, you may learn something new”.
Dalai Lama