23 de abril: Día de la Lengua Inglesa

Coincidiendo con el aniversario del fallecimiento del dramaturgo y poeta inglés William Shakespeare, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 23 de abril como Día de la Lengua Inglesa en reconocimiento a este idioma que junto con otros cinvo (chino, español, ruso, francés y árabe) conforman las herramientas oficiales de trabajo de la Organización. El inglés además es, junto con el francés, uno de los dos idiomas de trabajo de la Secretaría de las Naciones Unidas.

William Shakespeare

Las Naciones Unidas instauraron los días de los idiomas con el objeto de aumentar la conciencia y respeto por la historia, la cultura y los logros de cada uno de los seis idiomas de trabajo entre la comunidad de la ONU.

Los orígenes del inglés, lengua germánica de la familia Indo-Europea, se remontan a las invasiones de los pueblos germánicos en el año 449 que trajeron sus dialectos así como sus costumbres a las Islas Británicas.

La lengua inglesa, con base del dialecto de los Anglos, fue tomando forma con la influencia del latín debido al contacto con el Imperio Romano, la evangelización progresiva iniciada por San Agustín y sobre todo con la influencia directa del nórdico antiguo consecuencia de las invasiones vikingas en el siglo VIII.

Con la conquista normanda en 1066, la lengua pasa a estar determinada por el orden sintáctico y abandona las declinaciones. Los normandos no solo aportan al inglés palabras que proceden del nórdico o escandinavo sino que introducen muchos vocablos del francés, idioma utilizado frecuentemente por la aristocracia normanda.

No es hasta el siglo XIV que el inglés con todas estas aportaciones comienza a convertirse en la lengua dominante en Gran Bretaña, observándose un continuo proceso de estandarización gracias, entre otras cosas, a la introducción de la imprenta en 1476 que extendió la alfabetización y estableció normas de escritura y gramática.

A partir del siglo XVI y propiciado por la expansión del Imperio Británico y las revoluciones industrial y tecnológica, el inglés vive su expansión imparable con incorporaciones de otros idiomas así como la creación de palabras a un ritmo cada vez más intenso.

Ya en el siglo XX e impulsado por el poder económico y militar del Reino Unido y Estados Unidos  la hegemonía del inglés en ámbitos culturales y mercantiles es indiscutible, favorecida esta por su facilidad de aprendizaje y comprensión contando con un alfabeto latino sin acentos y 26 letras.

En España, hoy por hoy,  el inglés es la lengua extranjera más enseñada, comenzando su estudio obligatorio a los seis años e incluso en algunas comunidades autónomas a los tres. Igualmente, con la adopción del bilingüismo como modelo educativo, tomando como punto de partida el  año 1996 con la firma del convenio entre el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el British Council, el inglés ha salido reforzado suponiendo hoy en día para todo el alumnado una herramienta imprescindible en el ámbito profesional y personal y que cuenta con el apoyo de toda la comunidad educativa.

“The English language is nobody´s special property. It is the property of the imagination: it is the property of the language itself.”

Derek Walcott