Focus on: ¿Qué futuro hay para la movilidad de estudiantes?

Miro hacia adelante a unos Estados Unidos de Europa, donde las barreras entre las naciones serán mínimas y habrá la posibilidad de viajar sin restricciones – Winston Churchill en 1942

Los ciudadanos europeos tienen derecho a vivir, trabajar y estudiar en otros países de la UE. Con tantas opciones de estudio disponibles, muchos jóvenes optan por realizar parte de sus estudios en el extranjero. La opción de estudiar en el extranjero es ahora más fácil gracias al programa Erasmus, que promueve el intercambio de estudiantes entre instituciones por periodos de hasta un año, y que en este año 2017 ha celebrado su 30º aniversario. El programa Erasmus ha tenido un éxito extraordinario, con casi 4,5 millones de estudiantes que ya han pasado tiempo estudiando o trabajando en el extranjero con este programa.

La experiencia de estudiar en el extranjero contribuye a construir una nueva generación de europeos que tiene una visión internacional, sabe manejar varios idiomas y es consciente de las culturas e historias de sus países vecinos. Esto entraña muchas ventajas, tanto para toda Europa como para los propios países de la UE.

Sin embargo, Erasmus no es la única forma de estudiar dentro de la UE. En lugar de pasar solo un semestre en el extranjero, los estudiantes pueden optar por completar sus estudios de grado, máster o doctorado en una institución de otro país europeo.

Hay muchas razones para hacerlo. En algunos casos, hay estudiantes a los que les interesa estudiar en una universidad específica por su prestigio académico. Otros desean estudiar en el extranjero por tener una nueva experiencia o por romper con la rutina, además de mejorar un idioma. Algunos lo ven como una oportunidad para mejorar el currículum y, a la vez, sus posibilidades de empleo.

Muchos de los estudiantes que han tenido una experiencia inicial de estudiar en el extranjero con Erasmus durante la carrera luego quieren hacer un máster en otro país. De hecho, una de las innovaciones del programa Erasmus+ ha sido la creación de una estrategia de préstamos para títulos de máster.

Esta estrategia está pensada para los estudiantes que pueden tener dificultades para pagar la matrícula de sus estudios; sobre todo para los jóvenes que son de países donde hay tasas universitarias bastante altas. Por ejemplo, muchos estudiantes de Inglaterra, donde las tasas actuales son alrededor de £9000 al año, han optado por títulos más económicos en otros países de la UE, donde los cursos son más baratos o incluso gratis.

A pesar de que la movilidad de estudiantes ofrezca muchas ventajas a los individuos, a los países y a Europa, todavía existen barreras. Por ejemplo, aunque la movilidad de estudiantes no fuera un asunto de mucha importancia en el referéndum de permanencia del Reino Unido en la UE, sin duda será un tema de interés en las futuras negociaciones del Brexit. De hecho, la eliminación del derecho al acceso a la educación superior europea es una de las principales preocupaciones expresadas por los jóvenes británicos y otros de la UE.

acceso a la publicación

Últimamente, la Comisión Europea está aumentando los esfuerzos para identificar mejor las barreras de la movilidad de estudiantes. Hace poco publicó un estudio de la movilidad (Mobility Scoreboard) para evaluar el desempeño de los países en varias áreas clave que apoyan la movilidad. Las áreas incluyen información y orientación, la portabilidad de becas y préstamos, preparación lingüística y el reconocimiento de calificaciones, asuntos estos que pueden dificultar el proceso de estudiar en el extranjero.

Se espera que el aumento de la importancia de estos temas ayude a ampliar el acceso a la movilidad, puesto que las experiencias y perspectivas de las generaciones más jóvenes determinarán el futuro de Europa. Cualquiera que sea la dirección en que vaya la Unión Europea en los próximos años, una prioridad debe ser seguir fomentando la movilidad de estudiantes.

Puedes leer el texto original en inglés en la página web de Eurydice.

A vuestra disposición,

Eurydice España-REDIE