Movilidad del personal académico de educación superior en Europa

enlace a la publicación

Como ya se anunció en nuestro post del pasado 28 de junio, la Red Eurydice de información sobre educación de la Comisión Europea ha publicado recientemente el estudio Modernización de la educación superior en Europa: el profesorado universitario (2017), que retrata la situación actual del personal académico en educación superior y los retos y cambios que las instituciones de este nivel educativo han venido experimentando en los últimos tiempos.

En el post de hoy nos concentraremos en el capítulo 6 de esta publicación, que versa sobre la internacionalización de los sistemas de educación superior en Europa y la movilidad del personal académico. Ambos aspectos, objeto de las políticas nacionales de los distintos países, han sido objetivos clave del proceso de Bolonia y del Área de Educación Superior en Europa. En este capítulo, el término internacionalización hace referencia a una serie de aspectos centrados en la cooperación internacional y la movilidad temporal.

Los responsables políticos a nivel institucional son plenamente conscientes de los beneficios que la movilidad aporta al personal académico en cuanto a la mejora de la calidad de la enseñanza superior y la investigación, lo cual revierte en una mayor circulación del conocimiento y apoyo a la movilidad de los estudiantes. Además, contribuye muy positivamente al desarrollo profesional continuo.

No obstante, existen una serie de obstáculos que dificultan la realización de dicha movilidad, como puede ser el ingente proceso burocrático a nivel institucional que conlleva la sustitución del personal académico, las restricciones legales y administrativas en los contratos de trabajo y el reconocimiento de los logros académicos obtenidos durante la participación en el programa de movilidad.

Además, otro aspecto que contribuye a la complejidad del fenómeno de la movilidad académica tiene que ver con las diferencias que existen en cuanto a las infraestructuras y la financiación de la investigación, lo cual redunda en una concentración desigual de investigadores altamente cualificados en Europa.

Este capítulo, que utiliza como fuentes de información las políticas y medidas de las administraciones centrales de cada país, investiga en primer lugar las estrategias nacionales sobre internacionalización y su contenido, incluyendo los objetivos propuestos para la movilidad del personal académico. Posteriormente analiza los mecanismos de evaluación de los programas de movilidad y las medidas estatales que apoyan acciones específicas de internacionalización.

A continuación se detallan brevemente algunos de los asuntos más relevantes incluidos en este capítulo:

Contenido de las estrategias para la internacionalización

Se pidió a los países que disponen de documento de estrategias específicas o generales de internacionalización que confirmaran si dicho documento hace referencia a alguno de los siguientes aspectos:

  • objetivos de movilidad para personal académico entrante o recién llegado
  • objetivos de movilidad para personal académico saliente
  • programas de cooperación internacional
  • MOOCs.

El siguiente gráfico muestra la distribución de las estrategias nacionales de internacionalización por país y según temática.

Objetivos para la movilidad del personal académico

Hay muy pocos países que incluyan objetivos para la movilidad del personal académico en documentos estratégicos nacionales debido al hecho de que en la mayoría de los mismos estos objetivos son fijados a nivel institucional dentro de las estrategias desarrolladas por cada institución de educación superior. Sin embargo, en algunos países, por ejemplo España, sí existe un plan nacional denominado “Estrategia para la Internacionalización de las universidades españolas 2015-2020” que establece entre algunos de sus objetivos fomentar la entrada, estancia y residencia de estudiantes extranjeros, profesores universitarios e investigadores en línea con la legislación nacional, así como incrementar la movilidad del personal académico valorando la labor docente e investigadora desarrollada en el exterior a efectos de acreditación y desarrollo profesional.

Seguimiento por parte de la administración central de los programas de movilidad

Según el Registro Europeo de la Educación Terciaria (ETER), los sistemas de educación superior presentan gran diversidad en cuanto a la proporción de ciudadanos extranjeros que ejercen como personal académico, tal y como muestra el siguiente gráfico:

La mayoría de los sistemas de educación superior tienen establecidos mecanismos nacionales para el seguimiento de la movilidad del personal académico, normalmente relativos tanto a la movilidad de personal entrante como saliente. Las estadísticas nacionales sobre movilidad abarcan generalmente todas las categorías de personal académico. Dicha información es, además, pública y forma parte de las estadísticas generales sobre educación.

Apoyo de la administración central a programas específicos de internacionalización

Además de Erasmus+ y otros programas financiados por la Unión Europea, los países europeos administran una serie de programas nacionales, regionales y bilaterales que incluyen acciones para la movilidad del personal académico de educación superior. Especialmente relevantes son tres acciones de internacionalización que cuentan con apoyo a nivel nacional: programas de cooperación internacional, desarrollo de MOOCs y enseñanza en lengua extranjera en la institución de origen.

El siguiente gráfico muestra las medidas nacionales que promueven la participación del personal académico en acciones específicas de internacionalización y el grado de implicación de cada país:

Si desea ampliar la información puede hacerlo a través del enlace a la publicación.

A vuestra disposición,

Eurydice España-REDIE