Nuevo estudio Eurydice sobre la carrera docente

El pasado 22 de febrero la Red Eurydice de la Comisión Europea publicó un estudio sobre la carrera del profesorado en Europa titulado Teaching careers in Europe: Access, Progression and Support. 

enlace a la publicación

Está organizado en 5 capítulos y 3 anexos donde se analizan:

  1. la planificación de las plantillas y los principales desafíos en la oferta y demanda de profesores
  2. la entrada en la profesión y la movilidad del profesorado
  3. los sistemas de inducción, el desarrollo profesional y el apoyo a los profesores
  4. el progreso de la carrera profesional
  5. la evaluación del profesorado.
  • Anexo 1: niveles de carrera y consecuencias salariales
  • Anexo 2: marcos competenciales docentes
  • Anexo 3: usos de los marcos competenciales docentes.

En el artículo de hoy analizaremos las conclusiones a las que llega el informe en relación con el capítulo primero.

En la mayoría de los países de la red la previsión de las necesidades de plantillas docentes se suele realizar desde la autoridad de máximo nivel y a un año vista. En 12 países como Italia, Chipre, Austria o Lituania planifican necesidades de plantillas docentes a medio o largo plazo (entre 2 y 10 años); mientras que en 5 países esta previsión es superior a los 10 años. Es el caso de la Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Finlandia y Noruega.

Los desafíos a los que se enfrentan las administraciones para equilibrar las plantillas son de tres tipos:

  • la carencia, el exceso y la distribución desigual de profesores. Porque si bien pueden parecer contradictorios, la carencia y el exceso de profesores de algunas asignaturas se dan simultáneamente en países como España, Italia, Lituania, Liechtenstein o Montenegro.
  • El envejecimiento de las plantillas y la dificultad para evitar el abandono de la profesión
  • bajas tasas de matriculación en la formación inicial del profesorado y el abandono de estos estudios.

Desafíos relativos a la disponibilidad de plantillas

Solo hay tres países que afirman no tener problemas de provisión de plantillas. Y solo uno, Finlandia, realiza previsiones. En la comunidad germano-parlante de Bélgica y en Bosnia y Herzegovina, no se hacen previsiones.

Para compensar la falta de profesores en áreas geográficas remotas o en algunas asignaturas vinculadas al grupo CTIM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), algunos países están incentivando la formación inicial del profesorado. Por ejemplo, en Inglaterra el Departamento de Educación ofrece becas de formación a los alumnos de “asignaturas prioritarias” y en la República Checa se modificó la Ley de Educación en 2015 para facilitar la contratación de profesores, incluso la de profesionales con cualificaciones diferentes. La mitad de los países declara tener problemas de disponibilidad de plantillas por área geográfica. En Grecia, Lituania y Escocia se debe a la lejanía de algunas zonas. En otros, las oportunidades económicas, el contexto cultural y la dificultad del ambiente escolar también son factores influyentes. Por ejemplo, en las comunidades francesa y flamenca de Bélgica, la dificultad para atraer a profesores a los centros educativos de Bruselas podría estar relacionada con el alto coste de la vida.

Otro problema, el del envejecimiento de los profesionales de la educación, se constata en 16 países. Según los datos de Eurostat, el 36% de los profesores de primaria y secundaria tenían 50 años o más en 2015. En Italia, más de la mitad (57%) de sus plantillas está en este grupo. El 9% de los profesores de la UE tiene más de 60 años, con las tasas más altas en Italia (18%) y en Estonia (17%).

La falta de atractivo de la profesión docente repercute en la disponibilidad de plantillas y ocasiona fuga de profesionales jóvenes a otros campos. Este es un problema en Francia, Bulgaria, Suecia y Suiza.

Para terminar, existen dos problemas relativos a los estudiantes de Formación inicial del profesorado:

  • las bajas tasas de matrícula
  • el abandono de la formación inicial.

En 12 países refieren el primer problema, que suele estar ligado a otros como la falta de profesores en general y suele estar causado por la falta de atractivo de la profesión. Las perspectivas de carrera y de salario, el estrés de la profesión y su falta de prestigio desincentivan la elección de la carrera docente. Y solo 4 países señalan el problema de las altas tasas de abandono de los estudios, a saber: Dinamarca, Holanda, Suecia y Noruega.

En definitiva, resulta interesante constatar que  muchos sistemas educativos afrontan retos similares en relación con la disponibilidad de plantillas, hagan o no una previsión de estas.

A vuestra disposición,

Eurydice España-REDIE.