Nuevo estudio Eurydice sobre la carrera docente III

Tercera entrega de la serie dedicada al estudio Eurydice “Teaching Careers in Europe” para analizar cómo son los sistemas de inducción, el desarrollo profesional y el apoyo brindado al profesorado.

enlace a la publicación

La calidad de la enseñanza depende en gran medida de las habilidades y conocimientos del profesorado, que comienza a desarrollarlos durante su formación inicial. Una vez superada esta, los sistemas de inducción o la mentoría de las primeras fases de la carrera docente son determinantes para que los profesores desarrollen sus habilidades profesionales y unas relaciones fructíferas dentro del entorno escolar. Por último, el desarrollo profesional continuo (DPC) es la oportunidad para adaptar sus competencias a los nuevos tiempos. El apoyo de otros compañeros y de otros especialistas puede ser también de ayuda para afrontar la complejidad de los nuevos tipos de tareas que surgen.

INDUCCIÓN Y MENTORÍA

Se define la inducción, lo que en España se conoce como periodo de prácticas, como una fase estructurada de apoyo personal, social y profesional para profesores noveles en la que estos realizan tareas propias de profesores experimentados y son remunerados por ello. Generalmente incluye elementos formativos y de apoyo, cursos adicionales y ayuda personalizada. En Finlandia, Estonia y Eslovenia la inducción es recomendada por ley y en 10 países no se regula. Pero en otros 26 la inducción es obligatoria y puede:

  • marcar el momento en que los profesores noveles adquieren su condición de profesor plenamente cualificado
  • o ser un requisito para los profesores que acaban de terminar su formación inicial.

Los programas de inducción pueden contener diferentes elementos:

  • mentoría
  • formación de profesores
  • evaluación entre iguales
  • entrevistas con el director del centro.

Se entiende por mentor o tutor un profesor veterano designado para servir de apoyo y ayudar a integrarse en la comunidad educativa a los colegas nuevos o a los aspirantes a profesor. Los directores también pueden desempeñar una importante labor de ayuda a los nuevos profesores, pues en 23 sistemas cooperan con los mentores para valorar los progresos realizados y dar consejo y apoyo. La inducción es, en definitiva, una oportunidad de adquirir experiencia práctica, desarrollar las habilidades docentes y a veces de ampliar los conocimientos adquiridos durante la formación inicial.

Allá donde es obligatoria, la inducción suele terminar con una evaluación formal que puede otorgar la cualificación definitiva como profesor o bien, como sucede en España, ser el requisito para obtener un empleo permanente porque es parte del periodo de prueba y confirma el nombramiento como funcionario de carrera.

La mentoría suele ser un elemento obligatorio en los sistemas con inducción y solo en algunos como Finlandia está también a disposición de cualquier profesor, aunque no sea novel. En Francia y Hungría es obligatorio que reciban mentoría los profesores con bajo rendimiento.

 

DESARROLLO PROFESIONAL CONTINUO (DPC)

En general, el DPC o lo que en España se denomina formación continua del profesorado es obligatorio y se contempla en las diferentes regulaciones como uno de los deberes, legales u opcionales, de los profesores. Aquí se puede ver con detalle el estatus del DPC en los distintos sistemas educativos europeos y las horas o créditos requeridos en cada sistema.

En 9 sistemas donde existe estructura de carrera, la formación continua es un requisito para avanzar al siguiente nivel. Por ejemplo en Francia, Letonia o Albania. En Austria y Bosnia y Herzegovina es un requisito para lograr la progresión salarial. En España, donde no hay una carrera estructurada en niveles, la formación continua se asocia a la progresión salarial.

En 25 sistemas educativos los centros tienen obligación de disponer de un plan de formación continua y en 19 de ellos es la autoridad de máximo nivel quien establece esta obligación así como las condiciones específicas para su desarrollo. En nuestro país la obligatoriedad de disponer de un plan de formación varía según comunidad autónoma, pues en algunas solo tiene carácter recomendado.

¿Quién define las necesidades y prioridades de formación del profesorado? En la mayoría de los sistemas, los centros desempeñan un papel fundamental. Suelen tener en cuenta tanto las prioridades que la Administración establece en sus normativas como las preferencias expresadas por los profesores y sus representantes.

¿Y cómo se incentiva la participación de los docentes en su formación continua? Lo más extendido es la promoción profesional y la progresión salarial. En 14 países donde existe la carrera multinivel, la formación es un requisito para lograr el ascenso; en Hungría, Eslovaquia y Montenegro se requiere para conservar el estatus y en otros dos, Bulgaria y Chipre, es uno de los elementos que se valoran para lograr la promoción. Austria y Bosnia y Herzegovina, al igual que España, son países con estructura de carrera plana y en todos ellos la formación es un requisito para la progresión salarial. En 17 países se requiere formación para asumir responsabilidades adicionales, que suelen conllevar un aumento salarial.

Las medidas tomadas por las administraciones para facilitar el acceso de los profesores a la formación continua son muy variadas:

  • gratuidad de los cursos y programas, que pueden ser ofrecidos por proveedores de formación o universidades: Finlandia
  • formación durante las horas de trabajo: en 36 sistemas educativos y con condiciones (número de horas limitado, consentimiento del director, en horas sin docencia)
  • en la Comunidad francesa de Bélgica los maestros de primaria tienen derecho a ausentarse 5 días al año para recibir formación voluntaria y los de secundaria, 3 días.
  • en República Checa los profesores están autorizados a ausentarse 12 días por año académico para participar en actividades de formación, con los gastos y viajes por formación obligatoria pagados
  • en Irlanda los maestros de primaria que se forman en verano pueden disfrutar de días de vacaciones extra
  • en Grecia pueden competir por permisos de un año sabático remunerado o solicitar hasta 4 años de permiso sin remuneración para completar estudios de posgrado
  • en Francia, el derecho a año sabático se puede extender a 3 y durante el primero, reciben una remuneración del 85%
  • en Noruega tienen derecho a ausentarse los 2 días anteriores a un examen oficial.
APOYO ESPECIALIZADO A PROFESORES DE ALUMNOS CON DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Todos los países, salvo 2, mencionan en sus regulaciones la disponibilidad de este tipo de apoyo, que puede existir en todos o solo en alguno de los niveles educativos.

El profesional más frecuente es el psicólogo educativo. En 29 países existen especialistas en dificultades generales de aprendizaje y en otros 29, hay terapeutas de audición y lenguaje.

Aquí se puede ver con detalle qué profesionales apoyan a los docentes cuando tienen alumnos con dificultades de aprendizaje:

Otro asunto interesante es el apoyo que en la mayoría de los países pueden recibir los docentes por cuestiones personales o profesionales. El más común es el que se les brinda para mediar en conflictos con alumnos, padres o colegas, que existe en 32 países. Además, en 22 sistemas los docentes pueden recibir ayuda para lidiar con problemas personales, como problemas de salud mental.

Estas son algunas maneras de proporcionar esta ayuda:

  • las autoridades educativas ofrecen asistencia directa a los profesores que la solicitan en Hungría, Malta y Liechtenstein; o bien ponen a su disposición un servicio que ofrece este tipo de ayuda en Irlanda, Francia y Luxemburgo. En algunas comunidades autónomas también existe este servicio.
  • Los sistemas de ayuda se organizan a nivel local o en el propio centro educativo. En la Comunidad francesa de Bélgica, Alemania, Suiza o Islandia lo organizan mediante proveedores externos; mientras que en Dinamarca, Italia, Escocia y Macedonia varía según la decisión de los ayuntamientos.
  • Otros sistemas, como Lituania o Austria, disponen en los centros educativos de servicios de orientación y de atención psicológica.

Para terminar, la ayuda y la orientación del profesorado incluye también la de carácter profesional con el fin de desarrollar y mejorar su práctica docente.

A vuestra disposición,

Eurydice España-REDIE