De Bari a Elche

Marta Aurora, profesora de lengua española en el Instituto de Molfetta (Bari) ha estado en el IES La Torreta de Elche, en una estancia de observación de dos semanas. Esther Montesinos y Mª Dolores Hernández, profesoras de lengua valenciana y de lenguas clásicas respectivamente organizaron un plan para su estancia cuyo objetivo era la exposición del Programa de Formación del Profesorado yel conocimiento de tareas relativas a la mejora de la convivencia en el IES La Torreta de Elche. En las reuniones con el Departamento de Orientación Marta ha conocido cómo funciona la Comisión de Delegados y ha asistido a actividades prácticas de TEI (Tutoría entre Iguales), participando activamente en una gymkana. En la asistencia a las clases de lenguas clásicas, de
literatura universal o de arte, Marta ha resaltado la pasión con que los docentes de nuestro centro
trabajan, lo que repercute, en su opinión, en un clima positivo de convivencia, pues, a diferencia de
lo que ella observa en su centro de origen, de esta manera “los alumnos no ven a los profesores
como enemigos, sino como un elemento más para la construcción de un todo mejor, en el que están
involucrados alumnos, padres y profesores”. Lo ha podido constatar también, por ejemplo, con la
asistencia a los ensayos de una dramatización que profesores y alumnos preparan para el día del
libro. No obstante, también ha reflexionado acerca de los protocolos del IES La Torreta con
respecto a las conductas que perturban el clima de convivencia, asistiendo al Aula de Reflexión y a
reuniones con los padres.

A modo de conclusión, la estancia ha sido positiva porque hemos podido poner en valor las actividades realizadas en nuestro centro a la vez que tratamos de proyectar la internacionalización
de las mismas, trasladando al I.I.S.S. de Molfetta algunas de estas actividades. Como pequeño inconveniente cabe citar la consternación al comprobar que los docentes de lenguas clásicas gozan de una buena consideración en los centros educativos italianos, mientras que en España, además de
ser docentes, y en nuestro caso, vehiculizadores de la convivencia escolar y de la europeización del
centro, no son considerados profesores de lenguas al mismo nivel que los profesores de lenguas
modernas. Marta, como profesora de español, aseguraba que la metodología obsevada en la
profesora de latín y griego era muy similar a la que ella sigue como profesora de español.
Auguramos una posible visita de vuelta a Molfetta, para poder implementar alguna de las
tareas observadas en Elche o reconocer otras que puedan servir para continuar mejorando la
convivencia de nuestro centro.