Cómo enfrentarse a la resolución de problemas: una visión de Andreas Schleicher

A medida que nuestras economías y sociedades se hacen cada vez más complejas, el éxito en la vida y el trabajo está cada vez más determinado por nuestra capacidad para adaptarnos a nuevas situaciones, aprender de los errores y probar nuevos enfoques. ¿Son estas las cualidades que aprenden los alumnos actuales de 15 años en los centros educativos?

PISA 2012 investigó esta cuestión con un conjunto especial de evaluaciones basadas en la resolución creativa de problemas. En esta evaluación por ordenador participaron alumnos de 44 países y economías, enfrentándose a problemas interactivos de la vida real, tales como la detección y corrección de problemas de un reproductor de MP3 que no funciona correctamente y la planificación de un viaje. El objetivo era evaluar con qué grado de acierto podían resolver problemas que no tenían soluciones obvias inmediatas, demostrando así su apertura a la novedad, su capacidad para tolerar la incertidumbre y para razonar y aprender fuera de los contextos escolares.

Los resultados, publicados el 1 de abril, muestran que los alumnos de Singapur y Corea, seguidos por los de Japón, obtienen una puntuación más alta en resolución de problemas que los alumnos de todos los demás países y economías participantes. Los estudiantes de estos países aprenden rápido, son muy inquisitivos y capaces de resolver problemas no estructurados en contextos no familiares. Entre el 4º y el 7º lugar se sitúan otras cuatro economías asociadas de Asia Oriental: Macao China, Hong Kong China, Shanghai China y Taipei China (ordenados de manera descendente según sus puntuaciones medias). Canadá, Australia, Finlandia, Inglaterra (Reino Unido), Estonia, Francia, Holanda, Italia, la República Checa, Alemania, Estados Unidos y Bélgica (en orden descendente de sus puntuaciones medias) obtienen puntuaciones por encima de la media de la OCDE, pero por debajo del primer grupo de países.

El hecho de que un alumno obtenga buenos resultados en las asignaturas troncales no implica que sea competente en la resolución de problemas. En Australia, Brasil, Corea, Estados Unidos, Inglaterra (Reino Unido)  Italia, Japón, Macao China y Serbia, los alumnos obtienen mejores resultados en resolución de problemas que los alumnos de otros países con resultados similares en lectura, matemáticas y ciencias. Esto indica, por ejemplo, que los mejores alumnos de Australia o Estados Unidos no solo aprenden el currículo; también aprenden cómo ampliar ese conocimiento y cómo utilizarlo en contextos diferentes al escolar. Sin embargo, en otros países puede también indicar que los centros educativos no aprovechan al máximo el potencial de los alumnos cuando estudian las asignaturas troncales.

Muchos de los países y economías con los mejores resultados en resolución de problemas son aquellos que obtienen una puntuación mejor de la esperada en las tareas de adquisición del conocimiento, lo cual requiere un alto nivel de habilidades de razonamiento y de autoformación. Al mismo tiempo, los alumnos de Brasil, Corea, Estados Unidos e Irlanda obtienen mejores resultados en problemas interactivos en comparación con otros alumnos de resultados globales similares, lo cual requiere que los alumnos descubran información útil explorando la situación del problema y recogiendo el feedback sobre el efecto producido por cada una de sus intervenciones. Para poder resolver problemas interactivos, los alumnos deben estar abiertos a la novedad, tolerar la duda y la incertidumbre y atreverse a utilizar su intuición para encontrar una solución.

Los chicos de 15 años de hoy en día son los Robinson Crusoe de un futuro aún desconocido para nosotros. Tendrán que enfrentarse a un entorno cambiante, trabajar en oficios que no existen en la actualidad, utilizando herramientas para las que no les han formado en el centro educativo. Ser capaz de adaptarse, aprender, atreverse a probar cosas nuevas y estar siempre dispuestos a aprender de los errores son algunas de las claves para conseguir el éxito y la resiliencia en un mundo impredecible.

Los resultados de la evaluación PISA en resolución de problemas nos indican que los profesores y los centros educativos juegan un papel muy importante a la hora de preparar a los alumnos para enfrentarse y resolver los tipos de problemas con los que se van a encontrar casi a diario en la sociedad del siglo XXI. En los países y economías más competentes en resolución de problemas los alumnos no solo aprenden el currículo establecido, sino que también aprenden a convertir los problemas de la vida real en oportunidades de aprendizaje buscando soluciones de una forma creativa y razonando para conseguir un propósito concreto fuera del contexto escolar.

Andreas Schleicher

Consejero del Secretario General de Política Educativa y Vicedirector de Educación y Destrezas de la OCDE

Imagen de cabecera: OCDE

Te puede interesar…