Punto Neutro: Catálogo de recursos educativos de pago

En septiembre de 2012 fue cuando el Grupo de trabajo TIC, formado por CCAA y MECD, celebrado en Mérida definió las líneas de trabajo del Plan de Cultura Digital en la Escuela. Una de las 5 líneas principales marcadas en este grupo es el Catálogo de Recursos Educativos de pago: Punto Neutro. A partir de este acuerdo se creó un grupo de trabajo denominado Ponencia de Catálogo de Recursos Educativos de pago: Punto Neutro y formado por expertos en tecnologías y educación digital, expertos en metadatos y miembros de las Consejerías de Educación de las CC.AA. y del INTEF. En el marco de este grupo, tras varias reuniones de trabajo y el análisis de experiencias en Comunidades Autónomas e internacionales, se elaboró un documento de consenso en el que se indican las principales características que debería tener la plataforma para ser impulsada desde las administraciones educativas. Ha sido necesario analizar el proceso actual, la cadena de valor y las posibilidades de cambio hacia un entorno digital de la mano de los distintos agentes implicados. Así, los gremios de editores, que ya expresaron la necesidad de esta iniciativa, libreros, y entidades del sector educativo y tecnológico han aportado y enriquecido el proceso de determinación de características necesarias del Punto Neutro.

El proyecto Punto Neutro y sus características fueron presentados y apoyados unánimemente en el Grupo de Trabajo de Tecnologías del Aprendizaje en junio de 2013, al igual que en la Comisión General de Educación celebrada en Santander en julio de 2013. Por último, el pasado 30 de septiembre el Ministro de Educación, Cultura y Deporte presentó el proyecto Punto Neutro en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación con los Consejeros de Educación de todas las Comunidades Autónomas.

Las principales características acordadas para la plataforma Punto Neutro deberán ser las siguientes:

  • Neutralidad tecnológica, facilitando la relación entre centros escolares, docentes, alumnos, padres, tutores, editores y libreros a través del protocolo Marsupial, sirviendo únicamente como nodo transaccional.

  • Respetar la cadena de valor sin imponer su utilización: Los centros escolares y docentes podrán seleccionar y prescribir materiales, los editores y desarrolladores de contenidos educativos digitales ofertarán su catálogo y distribuirán las licencias, los padres podrán adquirir los materiales y las librerías virtuales o físicas dispondrán del punto de venta.

  • Generación de una economía digital de escala a través de la reducción de costes a medida que el tamaño de la instalación y el número de usuarios aumenta.

  • Facilitar y garantizar el acceso a todo tipo de contenidos. La gestión de credenciales podrá realizarse asociándola al alumnado y al profesorado por medio de la gestión técnica interna entre administraciones educativas y el Punto Neutro. Estas credenciales podrán ser así mismo cargadas en los Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) de los centros educativos, facilitando de este modo la gestión completa y la visualización de recursos educativos adquiridos.

  • Facilita la función prescriptiva del docente, que podrá generar las mochilas y asociarlas a sus alumnos para que puedan ser adquiridas e incorporadas al EVA (del centro o el aula) con la configuración pedagógica que el docente determine.

  • Crea un mercado potencial de contenidos educativos digitales. Editores, agregadores, desarrolladores y proveedores de contenidos educativos digitales disponen de un lugar en el que mostrar contenidos educativos de calidad.

  • Personaliza los accesos. Cada comunidad autónoma dispondrá de un entorno personalizado con la oferta dirigida a sus propios centros, siendo posible igualmente acceder al catálogo general o al de otras comunidades autónomas.

  • Induce a cambios en el desarrollo y el uso de las tecnologías en el aula. Aunque el Punto Neutro no deberá marcar cómo deberán ser los recursos digitales, la catalogación de los recursos se realizará de acuerdo a estándares que permitan conocer su interoperabilidad, el multisoporte, las distintas formas de acceso, la posibilidad del trabajo en línea y/o la descarga y sincronización.

  • Apoya la transformación de la educación y el cambio metodológico al disponer de recursos educativos digitales en cualquier momento y lugar, la posibilidad de uso de distintos tipos de dispositivo, la personalización del proceso de enseñanza aprendizaje, la gestión de los recursos educativos de acuerdo al itinerario que pueda marcar el docente en sus Entornos Virtuales de Aprendizaje, etc.

  • Sistema ágil y sencillo. La adquisición de licencias de distintos proveedores se podrá efectuar en un punto virtual único. Aun así, el proyecto también deberá contemplar la adquisición de licencias en puntos o librerías físicas para aquellos padres que así lo prefieran.

Con estos objetivos en mente, durante este curso 2013-2014, el Ministerio está desarrollando un piloto en colaboración con Castilla – La Mancha y su iniciativa “Escuela Extendida: Mochila Digital” en 45 centros educativos con más de 3.000 alumnos, 16 editoriales implicadas y casi 600 libros digitales ofertados. Se encuentran en este momento incorporando en sus LMS los contenidos educativos digitales. La evaluación de esta experiencia permitirá obtener información de primera mano sobre el proceso de cara a la iniciativa a nivel nacional, cuyo objetivo es disponer de la plataforma plenamente funcional para el curso 2014-2015.