Jornada de trabajo sobre “Marco Común de Competencia Digital Docente”

Uno de los proyectos clave del Plan de Cultura Digital en la Escuela del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte es el “Marco Común de Competencia Digital Docente”. El pasado 18 de febrero el proyecto alcanzó uno de sus hitos mediante la presentación del primer borrador del marco en la jornada de trabajo organizada en Valladolid en colaboración con la Consejería de Educación de Castilla y León, presidida por su Consejero, Juan José Mateos Otero, la Directora General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado, Pilar González García, y el Director General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio, Alfonso González Hermoso de Mendoza, con la participación de representantes de todas las Comunidades Autónomas, expertos universitarios, docentes y diversos agentes educativos.

Mesa Jornada CDD

Tras la presentación de las líneas principales del Plan de Cultura Digital por parte de la Directora del INTEF, Ana Román, y del borrador del Marco y su proceso de elaboración, a cargo de José Cuerva, Jefe de Área de Formación en Red y Redes Sociales del INTEF y coordinador del proyecto, los participantes se dividieron en 5 grupos con el fin de analizar y debatir los descriptores propuestos para cada área de competencia digital. Una vez realizada la puesta en común del trabajo de cada grupo en el análisis de los descriptores, se volvió a trabajar por grupos para realizar propuestas de posibles usos del marco común tanto en procesos formativos como de evaluación y acreditación.

La Ponencia del proyecto “Marco Común de Competencia Digital Docente” se constituyó en la sesión del 3 de diciembre de 2012, en la que se concretaron los siguientes objetivos:

  • Posibilitar que los profesores conozcan, ayuden a desarrollar y evalúen la competencia digital de los alumnos.
  • Facilitar una referencia común con descriptores de la competencia digital para profesores y formadores.
  • Ayudar a que el docente tenga la competencia digital necesaria para usar recursos digitales en sus tareas docentes.
  • Influir para que se produzca un cambio metodológico tanto en el uso de los medios tecnológicos como en los métodos educativos en general.

En la sesión inicial ya se establecieron las siguientes líneas de actuación para el proyecto:

Línea 1: Propuesta de marco común de referencia.

Línea 2: Plan de evaluación y acreditación de Profesores y Centros.

Línea 3: Impulso en paralelo a la formación docente en competencia digital.

Los miembros de la Ponencia -Carmen Campos (MECD), Jesús Carbonell (La Rioja), Eduardo Coba (MECD), José Cuerva (MECD), Ramón Doménech (Murcia), Mª Ángeles Gil (MECD), José Alberto Hernández (Castilla y León), Amparo Toral (MECD) y José Luis Cabello (MECD)- acordaron trabajar en los siguientes entregables en relación con la primera línea de actuación:

1. Informe de análisis y conclusiones sobre marcos existentes (CCAA e internacionales) de competencia digital docente.

1.1 Elaboración y envío de encuesta a CCAA para recogida de datos.

1.2 Elaboración de análisis resumen de marcos internacionales sobre CDD.

1.3 Conclusiones de análisis de marcos descriptivos internacionales y de CCAA sobre CDD.

2. Borrador con propuesta de marco común de referencia de la competencia digital docente.

Se acordó trabajar sobre las 5 áreas de competencia digital propuestas en el proyecto DIGCOMP desarrollado por IPTS:

  1. Información
  2. Comunicación
  3. Creación de contenidos
  4. Seguridad
  5. Resolución de problemas

Con el fin de que la propuesta de marco común pueda alcanzar el mayor consenso posible, se propuso su presentación, análisis y debate en la Jornada de trabajo que finalmente se celebró el pasado día 18 de febrero. Algunos de los docentes y expertos universitarios que participaron en la Jornada e hicieron importantes y valiosas aportaciones fueron: Manuel Area, Barbara Brecko, Francesc Esteve, Agustín García Matilla, Begoña Gros, Alfonso Gutiérrez, Tíscar Lara, Pere Marquès, Boris Mir, José Manuel Pérez Tornero, Cristóbal Suárez…

Tras procesar toda la información y sugerencias de mejora recibidas, la ponencia del proyecto validará el borrador definitivo y elaborará una “hoja de ruta” con propuestas para su puesta en práctica en procesos de evaluación, acreditación y formación.