“No existen personas discapacitadas. Existen sociedades que no abren puertas”

Guía de atención a la diversidad CeDeC

Los veinte recursos educativos abiertos que forman la Guía de Atención a la Diversidad de CeDeC ofrecen orientación, formación y apoyo para el trabajo de la diversidad dentro y fuera de los centros educativos. Los contenidos, organizados en las categorías

abordan temas como la hiperactividad, el autismo, la dislexia o la inteligencia límite.

Los criterios utilizados en la selección de los contenidos han sido los siguientes:

Razones de frecuencia. Se han tenido en cuenta las causas más frecuentes de necesidades específicas de apoyo educativo que requiere el alumnado en los centros escolares. No obstante, este repertorio queda abierto a que puedan incluirse otros aspectos que en este momento no se contemplen.

Preocupación social y educativa. Se recogen aquellas realidades que generan una gran preocupación en la comunidad educativa por los importantes problemas de aprendizaje, o por la exigencia de una respuesta diferenciada y de calidad para lograr una de las principales finalidades de la educación: conseguir el máximo desarrollo de las capacidades específicamente humanas en un entorno sociocultural comprensivo, diverso y solidario.

La investigación y el conocimiento existente en la comunidad científica. Los contenidos que se presentan están respaldados por los estudios e investigaciones de distintos sectores de la comunidad científica. Los argumentos en cuanto a las causas, evaluación o diagnóstico e intervención se han sustentado sobre investigaciones actualizadas que expertos en el tema ofrecen al resto de la comunidad.

No se incluyen otras causas del retraso escolar o de dificultades de aprendizaje derivados de aspectos socioculturales puesto que requieren una compensación educativa derivada de causas diferentes: historia escolar desajustada, desconocimiento de la lengua, costumbres étnicas, etc.

La guía es un proyecto cuyo objetivo final es crear una comunidad en la que orientadores, docentes, padres y agentes sociales generen innovación y éxito en la atención a la diversidad.

La diversidad en la escuela es una fuente de enriquecimiento para los alumnos, una oportunidad para aquellos que sufren dificultades de aprendizaje o algún trastorno y también para quienes los acompañan en su camino: sus padres, sus profesores y, sobre todo, sus propios compañeros.