11 razones para usar blogs, Twitter y comunidades en formación

 

  1. Un blog es la forma más sencilla de disponer de un cuaderno en soporte digital que pueda servir como lugar donde realizar tareas y portfolio de evidencias de aprendizaje de un curso de formación en línea.
  2. Los blogs tienen una fuente RSS que permite su agregación y fácil seguimiento.
  3. Publicar ante una audiencia real aporta transparencia a lo que se hace en los cursos y ser rigurosos con lo que hacemos y mostramos.
  4. Es una buena forma de mostrar lo conseguido en la acción formativa y compartirlo con la comunidad educativa, generando valor con la aportación de lo trabajado.
  5. Un hashtag o etiqueta en Twitter asociado a la temática del curso permite que los participantes estén en contacto de forma visible para otros docentes que también puedan estar interesados, y poder seguir en contacto posteriormente en relación con la formación recibida y su experimentación didáctica. Los hashtags en Twittter sirven también para agrupar recursos, comentarios, enlaces por áreas de interés o materias.
  6. Crear una cuenta en Twitter como actividad del curso es un buen modo de iniciarse en las posibilidades de aprendizaje de las redes sociales a través de la colaboración con otros docentes y el desarrollo de una identidad digital profesional.
  7. Twitter nos puede conectar con profesionales de referencia en diversos sectores profesionales y áreas, hay listas que son realmente valiosas y merece la pena conocer y seguir. Permite también mantener conversaciones organizadas y nos exige concisión en la expresión de las ideas.
  8. La creación de espacios en redes sociales permite ampliar el rol del docente a un entorno social y global, mejorar su competencia digital, ampliar fuentes de información y campos de aprendizaje profesional y participar de forma más activa en la sociedad de la información, compartiendo y actualizándose de forma continua.
  9. Los espacios en redes sociales asociados a un curso permiten además revisar, actualizar y enriquecer los contenidos de los cursos en tiempo real y en colaboración con otras personas, que pueden ser también expertas externas o simplemente interesadas en la temática de la formación.
  10. La participación en una comunidad virtual asociada al curso en el Espacio Educativo Procomún nos introduce a las posibilidades de esta red asociada al uso de recursos abiertos. Tenemos así una comunidad de referencia donde compartir la experiencia profesional sobre la formación recibida con docentes de diferentes lugares y con otras formas u ópticas de trabajo.
  11. Blogs, Twitter, participación en comunidades profesionales y redes sociales son la base principal de una red digital de contactos y un entorno personal de aprendizaje (PLE) para el desarrollo profesional. La formación docente debe impulsar su desarrollo.

Autor: Área de Formación en Red (post creado con las aportaciones de los miembros del equipo en un gdoc).

Imagen creada en mentionmapp.com