Periscope sí, Periscope no

Periscope ha sido declarada aplicación del año 2015 y desde enero de 2016, cuando Twitter decidió integrar el live streaming en su Timeline, ha alcanzado más de 10 millones de usuarios, el 32% de los cuales tiene entre 16 y 24 años, lo que se considera un porcentaje bastante alto de usuarios jóvenes. ¿Qué es, entonces, lo que la hace tan demandada entre los usuarios que pertenecen a esa franja de edad?

perisocpe xblogVeamos, inicialmente, qué uso le dan los que más emiten: algunos personajes famosos se han sumado al uso de Periscope para hacer streaming para sus seguidores y los periodistas y las televisiones retransmiten lo que se cuece entre bambalinas durante actos y eventos públicos. Mientras que los usuarios de a pie graban escenas caseras, velfies (video-selfies), acontecimientos, celebraciones y de ahí que quizás la pregunta más importante que debamos resolver es: ¿Cómo usan Periscope los jóvenes?

Sería interesante saberlo para poder aprovechar didácticamente una aplicación que promete vivir experiencias y explorar el mundo a través de los ojos de otras personas y que asegura hacer nuestras experiencias vitales más accesibles e interactivas. La web de Ojúlearning ofrece un artículo con una infografía que resume los usos didácticos que se les puede dar a Periscope y a los que, desde aquí, podríamos añadir alguno más para ampliar las posibilidades de explotar su potencial en el aula:

– el streaming en directo puede servir, por ejemplo, para contar historias, para retransmitir maratones literarios, para dar rienda suelta a la creatividad, para fomentar la destreza de hablar en público y/o promover la adquisición de habilidades argumentativas

– también puede servir  para favorecer la interacción, a través de los comentarios de los espectadores y gracias a la posibilidad de intervenir con voz, dibujos y trazos sobre la pantalla por parte de quien transmite.

– y, por qué no, los alumnos de idiomas extranjeros podrían viajar virtualmente al país cuyo idioma estudian, escuchar la lengua en uso y en contexto (en el mercado, en el restaurante, etc.), interactuar escribiendo breves preguntas, e incluso visitar desde sus aulas museos y monumentos lejanos.

Buceando entre las cuentas interesantes, encontramos al historiador Dan Snow (en inglés), quien periscopea en museos y delante de grandes obras de la antigüedad, explicando su punto de vista de experto en el tema, informando y profundizando en argumentos del pasado que resultan extremadamente relevantes e interesantes para su audiencia.

Por otro lado, la aplicación está experimentando con videos grabados con tecnología punta, como las cámaras personales de alta definición o los drones. ¿Podéis imaginar lo que puede aportar a un proyecto STEM? Desde luego se pueden sacar muchas ideas con el objetivo de que los alumnos sean aprendices activos y productores de su propio contenido. Y para que sepan no solo diseñar, implementar y llevar a cabo un proyecto, sino también difundirlo, diseminarlo, enseñarlo a la vez a su entorno y al mundo, además de recibir retroalimentación.

Otra posibilidad que ofrece Periscope es la de retransmitir (y guardar) un evento en vivo y en directo para quien no haya podido asistir (alumnos, padres o miembros de la comunidad educativa) a la entrega de un premio escolar, al espectáculo final de año, a la presentación en público de un proyecto, a una conferencia, a unas jornadas deportivas o a un evento formativo presencial.

Las posibilidades son muchas, pero y, al hilo de lo que comentamos, ¿se podría, por ejemplo, periscopear una clase?  He aquí que nos asaltan, justamente, las dudas. Sin embargo nos consta que sí, que se ha hecho: con respecto al empleo de Periscope en clase, algunos docentes españoles ya han escrito en sus blogs sobre el tema, mostrando algunas reticencias hacia la aplicación, sobre todo por la falta de regulación en el uso que hacen de ella los menores de edad, o por la atención escrupulosa que hay que prestar a la gestión de la identidad digital de quienes estén involucrados en las grabaciones; otros opinan que, salvando el inconveniente de la privacidad, Periscope puede dar mucho juego para incorporar al aula lo que está pasando fuera y a la vez, exportar a nuestro entorno lo que pasa en el centro y así darle visibilidad.

Y en EE.UU., ¿cómo lo usan? Existe un canal social docente, iteachtvnetwork (en inglés),desde el que profesores entusiastas periscopean y enseñan lo que saben a una nutrida audiencia. Sheila Jane, con 3.734 seguidores, se pregunta si los docentes deberían estar en Periscope (Should Teachers Be On Periscope?, en inglés), y concluye que sí, que es imprescindible.

Además, la AAPT (Asociación Americana de Docentes de Física, en inglés) promueve video-lecciones basadas en la tecnología de Periscope para la formación de sus docentes siguiendo tres sencillos pasos: visión en directo, discusión en pequeños grupos y posterior discusión en pleno. La exhaustiva guía (en inglés) que han publicado en internet explica cómo y por qué han decidido usar la aplicación para mejorar las dotes docentes de sus afiliados y desarrollar una visión profesional más cualificada.

Y si somos aún más curiosos sobre lo que se cuece fuera de nuestras fronteras, podemos seguir la cuenta @eduperiscope (en inglés) y los hashtags #periscopeEDU, #periscopeteachers y #teacherscope, que nos permiten navegar en los contenidos abiertos, en directo y sin filtros que proponen y transmiten docentes de todo el mundo.

De todas formas, que estemos a favor o en contra de Periscope es lo de menos, lo importante es que tomemos conciencia de cómo se está usando esta aplicación novedosa en ámbito didáctico. Y si alguien quiere probarla, le animamos a que considere con atención los aspectos recogidos en la siguiente infografía:

Periscope.pngPaola Iasci está en Twitter como @paolaiasci1