Una breve historia de las TIC Educativas en España

En el año 1985 se pone en marcha el primer proyecto institucional para la integración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en la enseñanza: el Proyecto Atenea. Desde entonces hasta nuestros días, se han desarrollado por parte de las administraciones educativas distintas iniciativas, planes y proyectos profundizando en dicho objetivo.

A grandes rasgos, se pueden establecer distintas etapas con características diferenciadas en este proceso. La etapa inicial, concretada en los proyectos Atenea y Mercurio para la introducción de los medios informáticos y audiovisuales en el currículo respectivamente, se desarrolla a partir de la aparición del ordenador personal y se prolonga durante una década. Una segunda etapa, a partir de 1995, está ligada a la aparición de Internet y, circunscribiéndonos al contexto español, se puede decir que culmina en el momento en que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte transfiere las competencias educativas a las once Comunidades Autónomas que hasta entonces gestionaba, en el año 2000. A partir de este momento los distintos planes de introducción de las TIC en la educación tienen componentes estatales y autonómicos. Desde el MECD se desarrollan convenios multilaterales de colaboración con otros Ministerios y empresas públicas: Industria, Red.es y con las Comunidades Autónomas, de forma que se aporta financiación estatal para complementar los prepuestos dedicados a las TIC en educación por estas últimas. El último gran reto de nuestros días es que el acceso a Internet con gran ancho de la banda esté disponible desde todos los centros escolares, sin importar su ubicación geográfica.

Los elementos estructurales de todos estos planes y proyectos han sido muy similares: mejoras del equipamiento informático y de las infraestructuras tecnológicas de los centros, especialmente la conectividad interna y hacia Internet; formación del profesorado para incorporar las tecnologías a la práctica educativa, antes realizada de forma presencial y ahora, sobre todo, en línea; y desarrollo de recursos digitales educativos para su utilización en el aula. En todos los planes se hablaba del cambio metodológico que las nuevas tecnologías disponibles por el profesorado debían propiciar y da la impresión de que esta cuestión sigue siendo un reto permanente. En el escenario actual, una vez que la banda ancha es una realidad en muchos centros y donde los servicios y plataformas educativas y las generalistas con aplicación educativa de las que se dispone en Internet son abundantes, es difícil imaginarse a ese profesorado de los años 80 y 90 del pasado siglo, pionero donde los haya, que, con ordenadores sin apenas interfaz gráfico ni disco duro, pero con iniciativa e ilusión, trataba de dar los primeros pasos en el aula de informática de su escuela o instituto con el empeño de mejorar la enseñanza que impartía. Reciban nuestro reconocimiento y agradecimiento.

Pulse aquí para descargar Breve_historia_TIC_Educativas_España en formato PDF