Programación de videojuegos para la diversidad funcional

Combinar la programación y la robótica con el servicio comunitario para la sensibilización sobre la parálisis cerebral es el objetivo de una experiencia piloto sobre aprendizaje-servicio aplicado al ámbito de la diversidad funcional, que ha sido presentada en el VIII Congreso Nacional y II Internacional de Aprendizaje-Servicio Universitario.

El objetivo fundamental del proyecto, en el que participan Rockbotic, ASPACE (Asociación Sevillana de Parálisis Cerebral) y la Universidad de Sevilla, es que escolares de entre 7 y 12 años adquieran competencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (programación, robótica, diseño gráfico y desarrollo de videojuegos) mediante el diseño de soluciones de apoyo a personas con diversidad funcional.

La mayoría de las personas con parálisis cerebral requieren soluciones de apoyo accesibles adaptadas a sus capacidades para realizar sus tareas diarias. Estas soluciones deben ser individualizadas o, al menos, personalizables.

En la experiencia se crearon cuatro videojuegos adaptados para Rosana y Enmanuel. Para ello se ha empleado metodología de Diseño Centrado en el Usuario (DCU), implementando un proceso iterativo para el desarrollo de los videojuegos propuestos. DCU permite crear productos implicando a los usuarios en todas las fases del desarrollo asegurando así su completa adaptación y personalización.

Los videojuegos se crearon en Scratch por 400 escolares de educación primaria de 12 centros educativos de Sevilla. Y se realizó un evento de entrega a Rosana y Enmanuel en el que la emoción fue máxima.

Fuente de la imagen: Medialab-Prado

 

Esta experiencia ha dado pie a la creación de Exponential Solidarity, una entidad sin ánimo de lucro especializada en realizar proyectos en los que se combina la tecnoeducación, la diversidad funcional y la exclusión social; en definitiva, en la mejora social. Exponential Solidarity está realizando actualmente cuatro nuevos proyectos para cuatro personas con parálisis cerebral y daño cerebral adquirido. El objetivo es que este proyecto pueda ser llevado a muchos más centros escolares en España, y que muchas más niñas y niños aprendan tecnología ayudando a personas muy especiales.


Fuente de la imagen destacada: Diario de la comarca de Puertollano