La Comisión Europea prepara un “espacio único educativo” para 2025

Europa camina hacia una supresión de fronteras en materia de educación que permitirá la libre circulación de estudiantes, profesores e investigadores. La Comisión Europea considera fundamentales los programas eTwinning y Erasmus+ para la futura área europea educativa.

Los líderes de la Unión Europea se reunieron el pasado 17 de noviembre en Gotemburgo (Suecia) para diseñar el futuro de la educación y la cultura en Europa. No hay fisuras entre los estados miembros a la hora de considerar básicas tanto la educación como la cultura para la generación de empleo y crecimiento económico. La Comisión Europea quiere ir un paso más allá: “Fortalecimiento de la identidad europea a través de la educación y la cultura”, que es el título del documento que ha remitido al Parlamento Europeo, al Consejo de Europa, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones.

En ese sentido, el vicepresidente y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, asegura que:

“Uno de los mayores logros fue la creación de una zona de libre circulación de trabajadores y ciudadanos. Pero todavía existen obstáculos a la movilidad en el ámbito de la educación. En el año 2025 deberíamos vivir en una Europa en la que aprender, estudiar e investigar en otro estado miembro sea normal y no se vea obstaculizado por las fronteras”.

En la misma línea se expresa el comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics; ya que considera clave la educación en el futuro de Europa, especialmente para desarrollar una identidad europea, comprender otras culturas y desarrollar las habilidades necesarias en la sociedad multicultural actual y cada vez más digital.

Más directo ha sido incluso el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker que hace apenas unos días avanzó que:

“Debemos aprovechar la oportunidad y asegurarnos de que la educación y la cultura son los conductores de la creación de empleo, el crecimiento económico, la equidad social y, en última instancia, la unidad”.

Para ello, en Gotemburgo se han puesto encima de la mesa medidas para lograr el compromiso alcanzado por los líderes europeos el pasado mes de marzo en Roma: crear una Unión Europea en la que los jóvenes puedan estudiar y encontrar puestos de trabajo en todo el continente.

Medidas a adoptar:

  • La creación de un carnet europeo de estudiante
  • El reconocimiento mutuo de diplomas
  • Cooperación en los planes de estudios
  • Aprendizaje de dos idiomas además de la lengua materna
  • Movilidad del profesorado incrementando la participación en eTwinning y Erasmus+
  • Aprendizaje permanente
  • Preparación de un nuevo Plan de Acción de la Educación Digital
  • La creación de una Red Europea de Universidades
  • Financiación europea para mejorar las políticas educativas
  • Inversión en Educación del 5% del PIB de cada uno de los estados miembros
  • Año Europeo del Patrimonio Cultural (2018)
  • Reforzar la dimensión europea de Euronews

eTwinning y Erasmus +

Uno de los aspectos más destacados a la hora de crear el “espacio único educativo” de cara a 2025 será el apoyo a la movilidad de los profesores. Para ello, la Comisión Europea quiere aprovechar “la experiencia positiva de los programas eTwinning y Erasmus+”, tal y como recoge el documento “Strengthening European Identity through Education and Culture”, en el que vienen referidos así:

“eTwinning y Erasmus+ fomentan el desarrollo profesional de los docentes de educación infantil, primaria y secundaria, y permiten a alumnos y profesores desarrollar un sentimiento de pertenencia europeo.”

El objetivo es incrementar de forma exponencial el número tanto de escuelas como de profesores participantes, promoviendo la integración de programas de intercambio en las políticas educativas nacionales de los estados miembros. De hecho, Italia, Lituania, Malta y Polonia ya lo han incorporado al currículo. Sensu contrario, la Comisión pone como ejemplo el escaso impacto del programa eTwinning en Alemania, que apenas aporta el 10% del total docentes europeos inscritos.

En Gotemburgo, se ha debatido la posibilidad de marcar un ambicioso objetivo de cara a 2025: Lograr la inscripción de 1’5 millones de docentes europeos en programas de intercambio (físico o virtual) para complementar sus conocimientos, habilidades y competencias. Pese a la magnitud de la cifra y lo ambicioso del proyecto, la intención de la Comisión no parece del todo inalcanzable: A día de hoy, más de medio millón de docentes los aporta eTwinning. Nada es imposible.

La carrera docente

El debate del reconocimiento de la carrera docente ha vuelto a estar sobre la mesa, y la Comisión quiere volver a impulsar el diálogo social en educación haciendo hincapié en este aspecto. El objetivo es promover el reconocimiento público de los profesores en Europa. Para ello, hay previstas varias medidas, entre las que destacan:

  • Desarrollo online de una Academia Europea de Profesores, que proponga cursos de formación a través de las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de la enseñanza y nuevas metodologías de aprendizaje.
  • Creación del Premio al Profesor Europeo del Año, concedido por la calidad y la innovación de su práctica docente, así como por ser promover actividades que impliquen cooperación entre docentes de distintos estados miembros.