La “Hora del Código” llega al INTEF

En el marco de la Semana de la enseñanza de la informática, un acontecimiento internacional que este año se celebra del 4 al 10 de diciembre, el INTEF ha organizado la jornada “La hora del código”, con el objetivo de mostrar la diversión, la belleza y el potencial educativo de la programación y la robótica, y demostrar que todo el mundo puede aprender a programar y disfrutar de la experiencia.

La jornada ha estado dirigida a niños y niñas de entre 3 y 12 años, que han acudido acompañados de un familiar adulto. Los padres y las madres, por supuesto, también han participado en las actividades, puesto que el objetivo ha sido que aprendieran juntos las bases que les permitan seguir realizando actividades y aprendiendo juntos en casa.

La actividad se ha dividido en cuatro rincones por los que todos los participantes han ido pasando. Por un lado, en el Rincón de la robótica se ha realizado un taller de introducción a la robótica con sencillos robots programables, en el que los participantes han aprendido a dar instrucciones a un robot a través de los botones que éste integra en su parte superior. La actividad implica la planificación previa de la secuencia de instrucciones para llevar el robot de un punto a otro del tapete, su ejecución, y la visualización del resultado para comprobar si se ha realizado correctamente y, en caso contrario, proceder a depurar la secuencia.

En el Rincón “unplugged, por su parte, se ha realizado una actividad sin ordenador ni dispositivos con el objetivo de mostrar a las familias que es posible trabajar el pensamiento computacional de manera divertida sin contar con apenas ningún recurso que no pueda encontrarse en el hogar. En concreto, la actividad desarrollada implica interpretar y ejecutar una secuencia de instrucciones facilitada por los dinamizadores para construir una estructura con vasos de plástico de colores.

Una de las actividades estrella se ha desarrollado en el Rincón de la conexión del mundo digital con el mundo físico, en el que se han utilizado placas que permiten interactuar con los personajes de proyectos digitales, como videojuegos o creaciones musicales, a través de elementos del mundo físico, como pueden ser frutas o los propios niños participantes.

Por último, en el Rincón de la programación cada participante ha seguido un tutorial de “La hora del código”, escogiendo un escenario entre los que eran indicados para su edad. Cada tutorial se estructura como una serie de desafíos de complejidad creciente que van guiando al aprendiz para programar un juego sencillo.

Con el objetivo de que cualquier docente pueda replicar esta actividad en su centro educativo, el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado ha creado una guía y ha recopilado todos los recursos utilizados durante la jornada poniéndolos a disposición de la comunidad educativa en la web Code.EducaLAB, el portal sobre programación, robótica y pensamiento computacional del MECD.