La visión del profesorado español sobre la enseñanza de la programación, la robótica y el pensamiento computacional

Con el objetivo de recabar la opinión del profesorado español en relación a la enseñanza de la programación, la robótica y el pensamiento computacional, se ha realizado una encuesta anónima desde el 13 de diciembre de 2017 hasta el 14 de enero de 2018, que ha sido contestada por 351 docentes. La encuesta ha sido publicada en el blog del INTEF y por las entidades participantes en la Ponencia programación, robótica y pensamiento computacional en el aula, que la han difundido a través de sus redes sociales y de los diferentes canales que mantienen para comunicarse con sus docentes.

Se han recibido respuestas de todas las comunidades autónomas españolas, siendo la Comunidad Valenciana, Castilla y León y Andalucía, las regiones donde más docentes han participado. En relación a la titularidad de los centros educativos de los docentes participantes, la gran mayoría de los encuestados trabaja en centros públicos, y tan solo un 11% y un 7% lo hacen en centros privados concertados o privados, respectivamente.

Figura 1: ¿En qué nivel educativo impartes clase?

La figura 1 muestra los niveles educativos en los que imparten clase los docentes participantes. Hay que mencionar que un mismo docente puede impartir clase en varios niveles educativos. Los niveles más habituales entre los encuestados son Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Primaria, por ese orden.

Uno de los debates más intensos sobre la introducción de la programación, la robótica o el pensamiento computacional en el mundo educativo tiene que ver con el enfoque o la estrategia con el que estas habilidades deberían ser tratadas, con partidarios de un enfoque específico, más claramente centrado en la enseñanza de la tecnología y la informática, y partidarios de un enfoque transversal, más centrado en el uso de estas habilidades para el aprendizaje de otras materias no relacionadas con la informática o la tecnología. Por este motivo le preguntamos a los docentes qué enfoque utilizan en sus clases en la actualidad (figura 2), y qué enfoque consideran que es el más adecuado para cada nivel educativo (figura 3).

Figura 2: ¿De qué modo incluyes la programación, la robótica o el pensamiento computacional en tus clases?

Las respuestas muestran que, si bien la mayoría de los encuestados utilizan actualmente un enfoque específico, la gran mayoría considera que el enfoque transversal es el más adecuado para Infantil y Primaria.

Figura 3: ¿Cómo consideras que deberían incluirse la programación, la robótica o el pensamiento computacional en las distintas etapas educativas? En color azul, de forma transversal; en naranja, específica.

En relación al número de horas anuales dedicadas a trabajar la programación, la robótica o el pensamiento computacional, casi tres cuartas partes de los encuestados dedica menos de 100 horas anuales al trabajo de estas habilidades. Tan solo 44 de los docentes participantes dedican más de 200 horas anuales a estas cuestiones.

Así mismo, se ha considerado de interés conocer los lenguajes de programación (figura 4), así como las placas o robots (figura 5) que los docentes utilizan en sus clases. Los lenguajes más populares son Scratch, que es usado por más del 86 % de los encuestados, App Inventor, HTML y Python. Hay que destacar, en consecuencia, que los dos lenguajes de programación más utilizados son lenguajes visuales basados en bloques, con los que el alumnado puede programar manipulando gráficamente elementos de la interfaz en lugar de especificando las instrucciones de manera textual.

Figura 4: ¿Qué lenguajes de programación utilizas en tus clases?

Por su parte, las placas y robots más habituales son Arduino, Lego (Wedo y Mindstorms), Mbots y Beebots.

Figura 5: ¿Qué placas o robots utilizas en tus clases?

También relacionado con los recursos que el profesado utiliza en su práctica docente, una amplia mayoría de encuestados incorporan a sus clases actividades unplugged, o desconectadas, que hacen uso de juegos de lógica, cartas, cuerdas o movimientos físicos que se utilizan para representar y comprender diferentes conceptos informáticos, como algoritmos o trasmisión de datos.

En lo relativo a la formación recibida por los docentes participantes, la Figura 6 muestra que la inmensa mayoría de los encuestados se ha formado por su cuenta, si bien algo más de un tercio han recibido formación oficial impartida por las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas o por el propio MECD, y cerca de una cuarta parte cuenta con estudios de grado, o equivalente, en este campo. El número de docentes que cuentan con un máster y, especialmente, con un doctorado o con un ciclo formativo de formación profesional de este campo es muy reducido.

Figura 6: ¿Qué tipo de formación has recibido en relación a la programación, la robótica o el pensamiento computacional?

Por último, los encuestados tenían la oportunidad de valorar sus propias habilidades de programación, robótica y pensamiento computacional y las de sus estudiantes. Tal como puede verse en las figuras 7 y 8, la mayoría de docentes aprueba, con nota, ambas cuestiones.

Figura 7: ¿Qué nivel de confianza tienes en tus habilidades de programación, robótica y pensamiento computacional?

La nota media que los encuestados se asignan a sus habilidades es de 7,11, mientras que la que asignan a los resultados de sus estudiantes es de 7,34, con una correlación de 0,58 entre ambas puntuaciones.

Figura 8: ¿Cómo valoras los resultados de aprendizaje de tus estudiantes en relación a la programación, la robótica o el pensamiento computacional?

Puedes leer el informe completo en PDF.