Programar para derribar estereotipos de género en STEM desde edades tempranas

Es un hecho constatado por múltiples estudios que la brecha de género en la participación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) es grande y persistente, y que esta brecha es significativamente mayor en los campos tecnológicos, como la informática y la ingeniería, que en las matemáticas y las ciencias.

Un estudio publicado en la revista Journal of Experimental Child Psychology, desarrollado por investigadores de la Universidad de Washington y de la empresa Play Works Studio, demuestra que los estereotipos de género en relación a las carreras STEM aparecen desde edades muy tempranas, antes incluso de lo que en general se pensaba que ocurría, y propone acciones que pueden llevarse a cabo en la escuela para aumentar el interés y la motivación de las niñas por estos campos a pesar de los estereotipos.

¿A qué edad comienzan los estereoptipos de género sobre tecnología?

Para contestar a esta pregunta se desarrolló un experimento en el que se realizan una serie de preguntas sobre estereotipos de género y motivación en STEM a 48 niños y 48 niñas de 6 años. Los resultados muestran que tanto los niños como las niñas de 6 años piensan que los niños son mejores que las niñas en temas de robótica y programación, pero no en ciencias y matemáticas. Además, detectaron que las niñas que tenían estereotipos más fuertes sobre robótica y programación también mostraban menor interés y confianza en sí mismas en estos temas.

Según los autores, los estereotipos culturales hacen que las niñas tengan menos experiencias tempranas con temas relacionados con la programación y la robótica, y contribuyen a diferencias de motivación sobre estos campos. Tal como se resumen en la siguiente figura, estas causas, actuando conjuntamente a lo largo del tiempo, dan lugar a una brecha en la participación en estas disciplinas, al adquirir los chicos más experiencia, interés y autoconfianza que las chicas en los campos tecnológicos.

Figura 1. Esquema del marco conceptual, traducido y adaptado del propio artículo.

¿Se puede hacer algo para luchar contra estos estereotipos y aumentar la motivación en las niñas?

Los investigadores realizaron una intervención para tratar de aumentar la motivación STEM de las niñas a pesar de estos estereotipos detectados. La hipótesis de los investigadores es que exponer a las niñas a experiencias positivas programando robots llevaría a un mayor interés y sensación de autoeficacia.

Para ello, los estudiantes participantes fueron asignados aleatoriamente bien al grupo experimental, que realizó actividades de programación de un robot utilizando un móvil, o bien a los grupos de control, que no realizaron estas actividades.

Figura 2. Una de las niñas del estudio programando un robot.

Los resultados demuestran que las niñas que tuvieron experiencias en programación mostraron más interés en la tecnología y mayor confianza en sí mismas, en comparación con las niñas que no tuvieron estas experiencias. Además, el nivel de interés y confianza mostrado por estas niñas fue similar al de los niños de su grupo experimental.

Conclusiones

Los hallazgos derivados de esta investigación muestran que incorporar experiencias de programación y robótica en los primeros años de la educación incide positivamente en la motivación de las niñas hacia temas STEM. En consecuencia, a pesar de que son necesarios estudios longitudinales, es muy probable que ese aumento de la confianza y el interés contribuiría, a largo plazo, a reducir la brecha de género en las carreras STEM, especialmente en la informática y las ingenierías.

Para concluir, recordamos que en CodeEducaLAB mantenemos la sección ChicaSTEM, que pretende dar visibilidad a aquellas iniciativas relacionadas con el fomento de vocaciones científicas y tecnológicas entre las chicas, y aunar esfuerzos para conseguir que las niñas y jóvenes tengan más información y referentes en el momento de escoger sus estudios y carrera profesional.

Imagen de cabecera: LEGO Friends: Olivia’s Invention Workshop 3933, de LegoMyMamma.