Las crónicas de #EduExpandida: Semana #2

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Continuamos avanzando en #EduExpandida, el MOOC del INTEF sobre “Educación Expandida con nuevos medios”, sumergidos de pleno en una segunda semana en la que cobran especial protagonismo los espacios y los actores involucrados en los procesos de enseñanza y aprendizaje del siglo XXI.

Esta vez, el Reto semanal (mediante evaluación entre pares, P2P) consiste en la ideación de un prototipo mutante, cuya conceptualización permitirá a los participantes #EduExpandida aplicar lo aprendido a lo largo de esta segunda Unidad de aprendizaje.

Berlius Taciverol, nuestro cronista de Lo-estelar, ha estado muy atento a las redes sociales durante estos días, para poder desarrollar su crónica semanal, destacando algunas de las primeras evidencias de aprendizaje, publicadas por la comunidad #EduExpandida. Como viene siendo habitual, su crónica no tiene desperdicio:

“Estamos en el espacio, suspendidos o fijados a la tierra por unas leyes u otras, naturales, formales, justicieras o indigestas. Manuela atraviesa esa oscuridad tapizada de puntos luminosos dando eco a la transgresión del espacio Kafka: “La primera palabra que se me viene a la cabeza cuando escribo o escucho “Metamorfosis” es espacio. Y sí, es por Kafka. El espacio o la claustrofobia que genera” (…) “transgredir los límites. Con su cuento forzó al lector a mirar con una nueva visión del mundo, por muy repulsiva que le resultase” (…) “En realidad, todos los movimientos artísticos ya habían comenzado a cuestionar los fundamentos de la disciplina artística como ejercicio de crítica a la realidad que eran testigos. Las vanguardias suponen este punto cúlmen de producción creadora contestataria” (…) “lo que significa para mí la metamorfosis experimentada en las aulas y el concepto de Educación Expandida: la transgresión del espacio físico, sí, pero de todos aquellos que forman parte de nuestra contemporaneidad: afectivos, profesionales, públicos… Y todos ellos, en cuanto que definen nuestra vida, son territorios políticos.”

 

Elisa Bilbao toma el espacio y lo pone del revés, cambiando acción por interacción, individualismo por asociación, y casi me pregunto si no sería mejor que las nuevas generaciones dieran clase en espacios sin gravedad -de ninguna especie- y todo fuera como aquel juego que se le daba tan bien al muchacho Ender, tan recordado en las sagas galácticas como venerado en sistemas planetarios pequeños. 

 

El equilibrio de fuerzas requiere de enemigos a los que enfrentar, pues la inercia en el vacío no nos lleva más que por caminos insignificantes. El Obsoletón, descubierto por Saúl García en una nebulosa del sistema Ignor-Hanzia, representa el temor viscoso que nos impide ir más allá. Deja de llorar, criatura, porque las lágrimas no te dejarán ver la lógica tranquila de los teoremas sobre cómo hacer amigos en cualquier parte del universo. Abraza la fuerza y el tranquilo camino del saber más poderoso, que es el que se otorga a los demás.

 

Una vez un personaje legendario en un planeta de la Vía Láctea dijo algo así como que permitieran que los niños y  niñas se acercaran a mí (a él)… Disculpadme si las ondas llegan algo sobresaltadas e inconexas pues me encuentro a miles de años luz de allí…  SabrinadeVita da voz a una escuela que trata de ponerse al paso de todos ellos, pero que necesita conocer un método más razonable para poder contar estrellas; una escuela, que quizás se empecina en tratar más que en preguntar  “ha tenido que convertirse, a la fuerza, en una escuela mutante con el ingreso constante de los que le dan sentido a su existencia: los alumnos. Estos, que sí viven en el mundo, traen con ellos sus conocimientos, sus formas de ver y de experimentar el mundo, los cambios tecnológicos, económicos, sociales, etc que ocurren en el mundo y muchas cosas más. Ya no son meros sujetos pasivos, ya que vienen con inquietudes, información y ganas de hacer. Es por esto que como vemos en la foto, la escuela, y con ella los docentes, han tenido que ir mutando a la fuerza, sino querían ser devorados por estas nuevas formas de habitar el mundo. Aunque despacio y pasito a pasito, la escuela ha ido cambiando, para intentar, aunque no muchas veces de forma exitosa, adaptarse a los tiempos que corren.

 

Aprender a orbitar es la primera cosa seria que se enseña en las academias de vuelo, porque un aerodeslizador en modo ecológico lo pilota hasta el más simple de los androides clase épsilon (ya saben, esos que van a la academia solo para cuadrar cifras). Ubicados en ese nivel podemos economizar esfuerzos al encontrarnos a una distancia adecuada para el análisis y, así, estar preparados para aterrizar o marcharnos en cuanto damos por satisfechas nuestras ganas de saber. Es el rol del piloto enseñante, que se aleja de maniobras falaces y subjetivas. El piloto de  Daniel Marvaso, refresca su nave en el río  de Heráclito mientras piensa en sus pasajeros… los estudiantes se nutren más en sus ratos libres que en el espacio escolar” “Los ritmos son diferentes. Y la melodía desacompasada cada vez suena peor” “ Con humildad afrontamos, y no enfrentamos. Y somos empáticos. Buscamos nuestros lados más fuertes y con humildad, exhibimos nuestras flaquezas ante quienes tenemos enfrente. Y nos alejamos del lugar del saber para acercarnos al saber ser. Reconocemos no poseer el conocimiento. Que los contenidos ya están en manos del otro. Y adoptamos nuevos roles. Quizás siendo guías en la selección, de aprovechamiento, quizás integrando en la práctica, o fortaleciendo la extrapolación interdisciplinaria y transdisciplinaria, o por qué no, siendo modelos de valores humanos y potencialidades de crecimiento.”

 

Yo quisiera poder traeros aquí, a esta zona lejana del espacio que nos descubre M Tejedor un espacio que espera silencioso a ser descubierto y compartido. Un espacio que nos pregunta qué es lo que queremos compartir para expandir el saber, un espacio que se llena de lo nuestro y con nosotros para crear lo vuestro y con vosotros. Un espacio que necesita tiempo y objetivos, movimiento y comunicación. Un espacio que creemos que no existe porque nunca lo hemos visto, pero que está aquí, subiendo la escalera… Afianza tus pies. Dame tu mano… Y sube”.

Berlius Taciverol

 

 

Para finalizar esta 2ª semana en expansión, el próximo lunes, 5 de marzo, a las 20:00h (UTC+1) tendrá lugar el 2ª evento en directo #EduExpandida.

Consistirá en una Mesa Redonda, en formato HangOut, titulada Competencias digitales mutantes y metodologías emergentes en educación. Y, como invitados siderales, contaremos con Belén San Nicolás (@BelenSNS) y con Carlos González Ruiz (@Achinech), integrantes del equipo de autoría y dinamización del MOOC Enseñar en la escuela digital: la Competencia Digital Docente que, justamente, comienza el próximo martes 6 de marzo.

 

 

Será un encuentro que nos brindará la oportunidad de identificar y abordar diversos temas, de cara a poder reflexionar en torno a los desafíos que hoy en día tiene la escuela y el profesorado, dado el impacto que la cultura y sociedad digital actual aportan al ámbito escolar. Seguro que surgirán interesantes ideas. ¡Os animamos a participar!

Recordamos también que continúan abiertas las inscripciones al MOOC #EduExpandida y que se puede seguir su evolución en los canales sociales, tanto en Twitter (con la etiqueta #EduExpandida) como en el grupo de Facebook del MOOC.

¡Que continúe la expansión!

 

Luis López-Cano, Berta Civera y Alicia Cañellas.

Equipo de dinamización #EduExpandida (3ª edición).

 

Fuente img: http://astronomyblog.tumblr.com/post/158169669061